fbpx

¿Por qué las empresas que trabajan en equipo llegan más lejos?

Casos de proyectos exitosos, especialistas en el tema y profesionales del sector, han llegado todos a la misma conclusión: el trabajo en equipo es el corazón de una empresa y resulta de suma importancia a la hora de alcanzar metas y objetivos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Casos de proyectos exitosos, especialistas en el tema y profesionales del sector, han llegado todos a la misma conclusión: el trabajo en equipo es el corazón de una empresa y resulta de suma importancia a la hora de alcanzar metas y objetivos.

La dinámica del trabajo en equipo está basada en contar con un grupo de personas que constantemente estén sumando esfuerzos para llegar hacia un mismo punto, y que a su vez, todos sean plenamente conscientes de ello. Caracterizándose  porque cada miembro realice un rol en función de sus conocimientos.

Ser parte de Aisa Casa multimedia nos ha ayudado a asimilar este método como una forma de dinamizar las estructuras de trabajo, haciéndolas más flexibles, eficientes y rígidas o jerárquicas.

Crear: una tarea de equipo

Empecemos por reconocer algo muy sencillo: Dos cabezas –o incluso más– trabajan mejor que una.

He aquí, algunos de los beneficios que se obtienen a raíz de trabajar en equipo:

  1. Las habilidades y talentos se complementan entre los miembros, logrando una mejor calidad en los trabajos.
  • Se despierta un sentimiento de apropiación en los trabajadores, que les permite potencializar esfuerzos para alcanzar objetivos claros y definidos, mientras se sienten parte algo.
  • Se desarrolla una mejor gestión del tiempo y se agilizan los procesos, debido a que hay varias personas trabajando al unísono.
  • Aumenta el aprendizaje, se comparten conocimientos entre unos y otros, de forma que las debilidades se fortalecen.

¿Cómo fomentar una cultura organizacional basada en el trabajo de equipo?

  En vez de…  Mejor intenta
  Promover pensamientos, actividades  e ideas individualistas, creadas solo por una persona.  Tener flujos de comunicación multidireccionales, donde cada miembro tenga la confianza en sí y la capacidad de aportar algo.    
  Limitar a las personas a que hagan “solo lo que se les pides”.  Permitir el enriquecimiento de ideas y diversas perspectivas. Por ejemplo, usando el sencillo y eficaz método de lluvia de ideas.  
  Atacar a las personas por sus “malas ideas”.  Generar críticas constructivas de las ideas, debatir siempre si una propuesta es viable o no, más no atacar a los compañeros que las proponen  
  Atribuir todo el éxito a una persona.  Celebrar el éxito como un logro compartido.

¡Último consejo!

Tanto si estás liderando un equipo o haces parte de uno, siempre valora y agradece el aporte de todos e intenta reconocer el trabajo de los demás ¡nos sentiremos animados a seguir atreviéndonos a soñar en grande!

#EquipoSoñador de Aisa Casa Multimedia © 2020

¡Espera!

Déjanos tus datos para vincularte a nuestro boletín.